Home » Comer en los viajes » 3 experiencias imprescindibles si viajas a Alcalá del Júcar

3 experiencias imprescindibles si viajas a Alcalá del Júcar

Entre Cuenca y Albacete se encuentra Alcalá del Júcar, un lugar mágico donde las casitas están creadas a partir de la propia roca. Es un pueblo donde perderse por sus callejuelas es obligatorio, y probar la gastronomía manchega es necesario.

Pese a no ser muy grande, tiene muchas experiencias que hay que disfrutar si te alojas unos días. Entre ellas, cruzar su puente romano, conocido así por la apariencia o adentrarse en un recoleto entramado de callejuelas entre las que visitar diferentes lugares como la Iglesia de San Andrés o su Castillo de la época almohade entre los siglos XII y XIII.

Alcalá del Júcar

Además de sus vistas, Alcalá del Júcar es conocida por sus casas cueva. A consecuencia de estar asentado sobre un cañón, logra obras arquitectónicas subterráneas en perfectas condiciones hasta nuestros días. Sin duda, merece la pena visitar las Cuevas del Diablo, Cuevas de Masagó y la Cueva del Duende, convertidas en museos, restaurantes e incluso una bodega de vino.

Sin duda, entre las decenas de alojamientos que tiene el municipio, el Hotel Rural Alcalá del Júcar es sin duda, un lugar mágico para descubrir el turismo rural de lujo. Y es que además de tener una zona espectacular donde relajarte, cuenta con piscina además de pádel y embarcadero propio para hacer algún deporte.

Y no solo eso, para disfrutar de la escapada perfecta y en pareja, el Hotel con Jacuzzi Albacete es una muy buena opción si preferís un ambiente más privado y de lujo.

Por último, no os podéis ir sin probar la gastronomía de Alcalá del Júcar, famosa por su denominación de origen y no tan solo en el vino o el azafrán sino en el aceite de oliva e incluso el cordero. Probar un buen gazpacho manchego, que no andaluz, con costillas de cerdo y tradicionales tortas cenceñas ¡para chuparse los dedos”.

Y para finalizar, tenéis que probar la torta de chicharrones, parte de la gastronomía típica de las festividades, sobre todo durante las fiestas de agosto. Es una mezcla de masa de pan tradicional con levadura desmenuzada, aceite, azúcar, manteca y huevos.

Sin duda, Alcalá del Júcar es un pueblo digno de ver y con muchas cosas que hacer. Por eso sigue siendo uno de los 25 pueblos más bonitos de España y en el que más cosas hacer ¿lo conoces?

PUBLICIDAD

Check Also

Descenso del Sella

Dónde reservar el descenso del Sella

Si sois de los que les encanta el turismo activo, este artículo os va a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *